Qué le pasó al mojo de Death from Above

Que nos devuelvan el 1979

Que Death From Above 1979 quitasen el número de su nombre parecía, en principio, algo anecdótico, un simple gesto con el que querían quitarse algo que en realidad era decorativo. Sin embargo, parece ser que con el número se haya perdido algo más, puede haberse perdido esa esencia desenfada y gamberra del grupo canadiense que, de alguna manera, estaba ligada a ese número.

O puede que no tenga nada que ver y simplemente la esencia del grupo se haya diluido por cuestiones de edad y/o inspiración compositiva. Pero antes de entrar a fondo en lo que Death From Above ofrecen en esta nueva etapa de la banda, recordemos cómo fue su anterior movimiento, el álbum de su regreso que tantos demandaban y a ellos no parecía apetecerles. Aún estando un escalón por debajo de su icónico debut, The Physical World (Last Gang, 2014) cumplió con holgura con lo que pedíamos y acabamos disfrutando de lo lindo con su contenido.

https://medium.com/media/4e8955ff40ed4bd619a1d1866db156e7/href

Por eso mismo me cuesta comprender que, en tan sólo tres años, se muestren tan desdibujados en Outrage! Is Now (Last Gang, 2017) cuando habían logrado volver manteniendo sus puntos fuertes y parte de su mojo. Nada de eso aparece en este disco nuevo, donde parecemos escuchar a una banda aspirante a sonar como ellos, pero sin tener el foco en lo que les hacía destacar y probar a hacer otro tipo de canciones a las que lograban hacernos mover el esqueleto a ritmo de punk sucio.

Las canciones del álbum resultan bastante olvidables, buscando un sonido menos estridente y más accesible al oído medio, pero sin lograr estimularlo ni provocar una reacción. Temas como ‘Freeze Me’ suenan muy poco inspirados, con un estribillo altamente olvidable y un ritmo que no incita a mover ni un dedo, casi lleva más al tedio y el aburrimiento. Y con Death From Above se supone que hemos venido a pasarlo bien.

https://medium.com/media/5c93164e4c6e3c208b26a666c212ed48/href

Es entendible que el propio dúo ya no tenga la misma motivación de entonces para hacer el tipo de canciones poncheras y con ritmo vibrante con el que nos enamoraron, pero ofrecer un trabajo tan flojo, casi hecho de manera un poco atropellada, no puede denominarse de otra manera que de profunda decepción. No porque esperásemos un discazo o algo por el estilo, pero desde luego no esperábamos escuchar un disco de los canadienses y que conforme entraba por un oído saliese por el otro.

No sé dónde habrá quedado el deslumbrante mojo con el que lograron engancharnos en el pasado, pero este hace muy poca aparición en Outrage! Is Now. Por eso mismo desde aquí solicitamos que se abra un change.org para que Death From Above recuperen su mojo y vuelvan a sacar canciones que nos hagan sentir vivos. O si no, que al menos nos devuelvan el “1979” en el nombre, que quedaba guay.


Qué le pasó al mojo de Death from Above was originally published in Hipersónica on Medium, where people are continuing the conversation by highlighting and responding to this story.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*