Xiu Xiu — FORGET

Grandísimo trabajo después de tantos años en activo

Hay muchos grupos que bajo etiquetas de nuevos movimientos y nuevas escenas lo petan cuando nacen, sacan un par de discos de bastante repercusión y después mueren en un pozo de mediocridad u olvido, dos términos íntimamente relacionados, por otra parte. Me viene a la mente la etiqueta del post-punk revival de la década pasada y todo el puñado de grupos que hoy están de capa caída, en el mejor de los casos. Y después están esas formaciones que llevan una carrera dilatada, muy dilatada, que siguen no sólo dando guerra, sino sorprendiendo tantos años después. Como Xiu Xiu.

Por encima de todo(s)

https://medium.com/media/b10c234a8557c206e0b52de6d99c3f54/href

Al conjunto de Jamie Stewart siempre hay que cogerlo con pinzas, si bien esa es a la vez una de sus puntas de lanza. Su escapismo musical, su tendencia a la experimentación, a pegar gritos desgarradores, a sumergirse en un pop delicioso o en unos sintetizadores cargados de emociones, han hecho del trío norteamericano una caja de pandora que siempre da miedo destapar. Este año ha sido el turno de FORGET (Polyvinyl, 2017), que llegó bastante tempranero, en febrero. Que hablemos de ellos ahora es muy Hipersónica, pero también, muestra la tendencia a dejar en segunda línea a estos taradosqueaveceshacencosasmaravillosas que siempre han estado ahí.

FORGET sería la enésima transformación del grupo si no fuera porque es su forma natural. Lo que ha supuesto algunos tropezones importantes y que a veces escuchemos el disco con miedo. Y sin embargo, este nuevo álbum es un producto fascinante. Trae a los Xiu Xiu más luminosos en tiempo, más melódicos, envueltos en sintetizadores y también a los más íntimos y oscuros. Dos caras presentes en toda su carrera y que se funden ahora en un álbum fantástico, con una primera mitad intachable. Tan intachable, que si siguiera el ritmo hasta el final sería un disco de sobresaliente.

https://medium.com/media/706d8f6e8a13663a7860cacc9c21c05d/href

Una colección de canciones en la que algunas son perfectas

No se recrudece especialmente en su segunda mitad, pero entra en una dinámica más experimental desde el ámbito de los teclados. Aunque hay excepciones como la bella por oscura ambientación de ‘Jenny GoGo’, algo que contrasta y mucho con la efusividad que abre el disco, ‘The Call’, y sobre todo, los temas que le siguen, que constituyen el pasaje más brillante de este nuevo LP. ‘Queen of the Losers’ es ese tema prototípico de Xiu Xiu con Stewart sollozando, metiéndose en tus sienes, mientras jalona su voz con bastante experimentación en el corazón de los teclados. Sin duda, una interpretación bastante artie; experimental, del pop. Y del propio pop que nace con vocación synth.

A pesar de toda la nube de depresión e historias jodidas que rodean a Xiu Xiu, también hay letras que son todo lo contrario, pura energía; en el tercer corte sacan pura orfebrería con ‘Wondering’, que es fácil, de lo mejor que han hecho en tiempo. Un tema redondo, pop electrónico y con un estribillo fabuloso que se embellece con los vocales femeninos de apoyo de sus compañeras. Llegados a este punto del disco, te das cuenta de que sólo vas por la tercera y puede ser maravilloso como la vida, una de las ideas que subyacen en la lírica de este trabajo. Y tienes miedo de cómo seguirá. Pero entonces llega ‘Get Up’, una poderosa nana que no parece tener mucho que dar musicalmente hasta que ofrece esa gloriosa explosión que va subiendo en épica y en detalles, mostrando el minucioso trabajo que hay en cada detalle del álbum.

https://medium.com/media/0073765e9ddc972574fb970e7e718007/href

Es después en la segunda parte cuando llegan canciones más apagadas, como ‘Forget’, con ese aura dramática característica o con la fumada de ‘Faith, Torn Apart’. Un giro de guión no demasiado radical, pero sí lo suficiente como para distanciarse de la primera mitad. Algo quizá inevitable y la prueba de que Xiu Xiu nunca se distanciarán del eclecticismo ni de ese enfoque más autodestructivo e inquietante que les acompaña. Puede que por eso no saquen un disco perfecto, pero desde luego, este acercamiento a la luz que supone FORGET es un ejemplo de su capacidad para seguir sorprendiendo y reinventándose; de su creatividad. Y tiene pasajes lo suficientemente maravillosos como para dejarlo en bucle toda una eternidad. Es su celebración de la vida. Su forma de celebrarla. Tocar la luz y después volver al túnel. Y desde la superficie les seguimos observando con fascinación.

8,1/10


Xiu Xiu — FORGET was originally published in Hipersónica on Medium, where people are continuing the conversation by highlighting and responding to this story.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*